Redes sociales, pour quoi faire?

Como parte de los trabajos que conlleva el Master CALSI se nos ha pedido que redactemos una Comparativa entre Facebook, LinkedIn, y Neurona. La tarea no ha sido fácil para una persona como yo, un tanto asocial y desconocedora de muchos de los modos y maneras que rigen de forma no patente las relaciones humanas, tanto más si estas son de carácter profesional como las Redes Sociales (RS) de las que vamos a tratar, pero allá vamos.

Si, como Bernard Lunn, tomamos como axioma comprobado que las relaciones humanas son las mismas en la vida real que en la digital, entonces lo único que implica esta tecnología es una mayor inmediatez en las interacciones y un mayor número de personas potenciales (aunque solo potenciales) que están al alcance de cada individuo.

De este modo, son solo las habilidades sociales las que permitan maximizar estas posibilidades, pero no sería válida la proposición de que a mayor tecnología se producirá unas mejores relaciones sociales. Que no es sino una actualización de la teleológica teoría de la modernización que tantas veces ha demostrado ser falsa (i.e. a mayor modernización, mayor democracia).




Así pues, parafraseando a Lenin: "Redes sociales, pour quoi faire?" que no quiere decir ¿para qué? (despectivamente) sino ¿para hacer qué? Según Peter Kollock hay 3 razones para formar parte de una RS: 1) Reciprocidad anticipada 2) Incrementar la reputación y 3) Sentido de eficacia. Jose Antonio Gallego aún va más allá y señala una nueva: el Elemento Distintivo, que define como la "publicitación de la pertenencia a una comunidad virtual como una forma de darnos a conocer más rápidamente, y diferenciarnos de nuestro entorno", fruto directo de la cual es la profusión y relevancia de estas RS en Internet.

Partiendo de estas premisas, entramos a considerar las RS propuestas:

Facebook se crea para el uso de estudiantes universitarios que deriva en una red de amistades basada en el gossip, pero que tiene como efecto colateral el que los universitarios echen mano de estos contactos al/para entrar en el mundo laboral. Esto y que muchas startups hayan integrado sus productos en esta plataforma es lo que ha revalorizado esta RS hasta el punto de existir rumores de compra por parte de Yahoo! por 1 billón $. Es de suponer que es verificable para EE.UU. y aledaños, pero mi experiencia es que es un sitio básicamente de cotilleos y ligoteo, al que incluso le ha salido “competencia” en negativo, Hatebook (The enemies of your enemies are your friends). Además el funcionamiento de la plataforma es agobiante por abrumador: cantidad de applets, de requerimientos dudosos, de juegos de "tú la llevas", etc., amén de bombardearte con mensajes con cada uno de los movimientos de tus contactos, si no modificas las opciones predeterminadas. De todos modos si alguien se decide a hacer fortuna le recomiendo consultar: "Cómo triunfar en los negocios y en el amor gracias a Facebook".

LinkedIn creada para trabajadores .com en un principio ha devenido en una plataforma de negocios en todos los sentidos, puesto que además de que el contacto entre profesionales sea su fin, gran parte de sus servicios son de pago. Esto último creo que da el tono general de esta plataforma en cuanto a su orientación. No me acaba de agradar puesto que no le encuentro utilidad salvo si quisiera mover mi CV para conseguir un trabajo en el ámbito empresarial anglosajón.

Neurona es también un plataforma de contacto entre profesionales que, además de estar en castellano, tiene una interfaz bastante más amable que las anteriores y es gratis total. Las comunidades profesionales me parecen interesantes, e incluso puedes sindicar los mensajes entre sus miembros con Netvibes, lo cual es comodísimo. Se me antoja como un Iwetel mejorado puesto que sabes quién postea, proporciona una url pública gratuita que te permite posicionar tu perfil en los buscadores, además de contar con la ventaja de búsqueda de contactos que cualquier RS tiene. Así como de Iwetel surgió Thinkepi, es bastante más que probable que sea de esta plataforma de donde, en un futuro, surjan spin-offs interesantes en nuestro campo profesional. Definitivamente es mi preferida, y el que sorteen un i-Pod no ha influido lo más mínimo puesto que ni siquiera me ha tocado.

¿Qué se comparte en LinkedIn?

El nexo de unión entre los usuarios de LinkedIn es la búsqueda de aquello que no se puede recoger ni el más eficaz sistema de gestión del conocimiento (SGC), esto es, el know-how y los contactos personales.Si un SGC trata de establecer parámetros estándar de trabajo en los que las personas serían virtualmente intercambiables, lo que se busca precisamente, es el valor personal que marque la diferencia a la hora de seleccionar aquellos que potencialmente pueden ser tus clientes, socios o empleados.

Una segunda cosa relevante en LinkedIn es que es una RS web 2.0, es decir, opera en un mercado (el de la Era de la Información) abierto, fragmentado y cualitativo, frente al industrial basado en la escasez (cuantitativo), en el que lo importante es la cultura colaborativa, o como la define Tim O’Reilly la cultura empresarial del Open Source 2.0. Si a esto sumamos la afirmación de Adolfo Plasencia (II Jornada Sourcepyme) de que "La cultura de la colaboración se hace a través de las relaciones personales", el valor cualitativo de LinkedIn se hace más patente.

¿Qué es mejor, estar conectado con mucha gente, o estar conectado con los mejores?

Al igual que en la vida real la calidad siempre es superior a la cantidad.

Conclusión:

Las RS están bien si, 1) tienes tiempo de de atender como se debe a tus contactos, sino, te conviertes en un coleccionista de huesos atesorando contactos muertos, puesto que estos como en la vida real hay que cuidarlos como una planta, regarlos abonarlos,…y 2) si tienes un propósito y no solo estás para figurar, esto es, si aportas dinamismo a la RS y esta es la más adecuada al mismo.




0 comentarios: