Mas allá del videojuego o el reportaje denuncia: los Political Games

Buscado información sobre las diferentes plataformas de videojuegos me he topado con una categoría híbrida de la cual no tenía conocimiento: los Political Games o Videojuegos Políticos. El artículo ‘Political Games: conciencia política online’ escrito por Marta Peirano para la revista digital Consumer me ha llamado la atención básicamente por su carácter hibrido, puesto que está a medio camino entre el videojuego y el reportaje o documental de denuncia. Es decir, caería dentro de la categoría de los juegos de aventura, pero a su vez, también respondía a un nuevo formato televisivo on-line.

De este modo reúne dos características básicas tanto del documental como del videojuego puesto que busca la implicación emocional de jugador, pero en vez de una videoaventura épica nos ofrece el ponernos en la piel de un refugiado en Australia (Escape from Woomera), espalda mojada mexicano (Beaner), un joven magrebí en el madrileño barrio de Lavapiés (Bordergames), etc. Esta identificación hace que la idea-denuncia a transmitir sea más efectiva, puesto que literalmente te pones en la piel de alguien que sufre.

Hay que señalar, además, que generalmente estos proyectos son trabajos serios llevados a cabo por profesionales. Sin ir más lejos, el pionero 'Escape from Woomera' fue creado en 2002 por dos artistas digitales y una documentalista. Sin embargo donde radica la novedad es en la facilidad de publicar este tipo de trabajos, creándose una verdadera democratización de los documentales, un producto elaborado que va más allá de las simples denuncias sin editar que la gente puede subir a sitios del tipo Youtube.

"Para rodar un documental", razona Julian Oliver, coautor de 'Escape from Woomera', "se necesitan permisos, licencias, un presupuesto, un equipo especializado y un productor que acepte el reto y no quiera 'negociar' los términos de tu película". Y una vez terminado, también se necesita una cadena de televisión que lo muestre. "Para hacer un 'political game' sólo necesitas ojos, oídos, un ordenador y un 'mod'", añade.

(…)

El 'mod' (o modificación) es un juego realizado con las herramientas y el motor de un proyecto comercial. Existen varios: 'HalfLife', 'Doom3', 'Nevewinternights', 'Serious Sam' y 'Battlefield 1942'. Todos son juegos de éxito que ofrecen, junto con la licencia abierta, un 'kit de desarrollador' para que personas sin conocimientos técnicos (profesores y estudiantes, periodistas, artistas o amas de casa) puedan desarrollar juegos de calidad. Del mismo modo que ya no hace falta saber HTML para mantener una página online, tampoco es necesario ser programador para hacer un videojuego."

Una vez más, nos hallamos ante una solución que responde al espíritu que anima la Web 2.0 y que supera mediante la transversalidad problemas prácticamente insalvables de otro modo en el mundo de la comunicación, creando a su vez un nuevo lenguaje que aúna elementos aparentemente dispares.

0 comentarios: